Última hora

#sábadocanalla: Detalles que nos sacan de quicio

A los canallas de VACUNO DE ÉLITE, los que nos asomamos cada sábado a esta pequeña ventana de quejas, dudas y pensamientos en general, hay algunos detalles que nos enervan y que pueden convertir el día más plácido en una mala experiencia.

La escena se repite y cualquiera puede ponerla en práctica. Nos acercamos a un vendedor de una tienda de alimentación para preguntar sobre las características de un producto determinado. Antes de nada, justo es decir que lo más habitual es que este tipo de experiencias se den en grandes cadenas de distribución e hipermercados de toda índole. “Por favor, ¿me podría decir si este queso que usted tiene en la etiqueta como ‘semicurado’ es un queso de mezcla o está compuesto por algún tipo de leche en particular?”. “Está más blandito y suave que el curado”, fue la lacónica respuesta del encargado de la venta. La respuesta es, simplemente, para echarse a temblar. Si la dosis de mala leche del interlocutor da para más, se puede ‘apretar’ al vendedor con alguna otra repregunta que le hagan saltar los plomos.

En carne y en los restaurantes de diferente postín, ocurre parecido. Los canallas de VACUNO DE ÉLITE hemos presenciado la siguiente escena. “¿Esta carne es de vaca o de buey?”. “Una vaca y un buey son lo mismo.” Lo dicho, como para echar la persiana.

No sabemos si este tipo de respuestas y de conductas tienen que ver con la poca profesionalidad de las personas que trabajan de cara al público o con una deficiente información que transmitimos desde el sector. Para no quedarnos con la duda, sería imprescindible que se invirtiera en campañas de formación dirigidos a carniceros, empleados de hipermercados, camareros, jefes de cocina… La información nunca está de más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*