Última hora

La raza Rubia Gallega forma en técnicas de inseminación artificial a sus ganaderos

Aprender las nociones básicas de la inseminación artificial; adquirir los conocimientos necesarios para realizar esta técnica clínica; y profundizar en la anatomía animal son, a grandes rasgos, los tres objetivos que persiguen los cursos puestos en marcha por la Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega (Acruga) en colaboración con la Diputación de Lugo.

Las restricciones por la pandemia han llevado a Acruga a impartir sendos cursos, con 15 alumnos cada uno, a lo largo de este mes, y ya cuentan con lista de espera para realizar al menos otros dos. De hecho, se trata de una de las acciones de formación más demandadas por los ganaderos. Se desarrolla gracias a la colaboración de la Diputación de Lugo, que pone a disposición de esta Asociación tanto las instalaciones de Gayoso Castro como los animales del centro de recría para poder realizar la parte práctica.

La secretaria ejecutiva de Acruga, Laura Arias, señala que una vez realizado el curso “los asistentes salen con las nociones básicas para practicar la inseminación artificial de sus animales. Primero hay una parte teórica, en la que profundizamos en la anatomía de la vaca y en las distintas técnicas de inseminación, aunque son ganaderos y, lógicamente, ya están familiarizados con muchas de las cuestiones que impartimos. Después, en la parte práctica les enseñamos como se lleva a cabo el acto clínico”. Generalmente, explican desde la asociación, los ganaderos llaman a los veterinarios para realizar una inseminación, “más aún, cuando se trata de dosis seminales de alto valor. Pero en otras ocasiones, si tienen mucho ganado, pueden aprender a hacerlo ellos mismos, por eso estos cursos son tan demandados”.

De la misma opinión es el presidente de Acruga, César Dorado, quien apunta que “garantizar el acceso a la formación de nuestros ganaderos es una de las cuestiones más importantes en la asociación. Cada vez hay más socios interesados en este tipo de iniciativas; lo vemos en los cursos de jueces que realizamos cada año, para los niveles de amateur, titular y experto, y también en estos cursos de inseminación artificial. Son muy necesarios porque ayudan a la buena marcha de las explotaciones. Seguiremos haciéndolos mientras tengamos el apoyo de la Diputación de Lugo, a través de la Granja Gayoso Castro, que es la pieza fundamental para poder desarrollarlos”.

La asociación ya está cerrando dos nuevos cursos para los próximos meses, que se celebrarán de nuevo en las instalaciones del centro de recría de la Granja Gayoso Castro. El responsable de esta área y diputado de Recursos Sostenibles en la Diputación de Lugo, Roberto Fernández Rico, explica que “la Diputación seguirá colaborando con Acruga y manteniendo la línea de trabajo que tenemos marcada desde esta área y que estamos implementando en la Finca Experimental, con el trabajo con las razas autóctonas, como es la Rubia Gallega. Creemos que estos cursos son una muy buena iniciativa, muy demandada por los ganaderos, y que da solución las necesidades que ellos plantean. Eso es lo que estamos haciendo, analizar las necesidades de esas razas y de los ganaderos y darles respuesta, al mismo tiempo que contribuimos a tener ganaderías con mayor rentabilidad y con mayor eficiencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*