Última hora

Cantabria pide que se mantengan las ayudas asociadas en vacuno de leche y de carne

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Guillermo Blanco, se reunió con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para analizar la elaboración del Plan Estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en España para el periodo 2023-2027 y ha incidido en la necesidad de que el reparto de los nuevos fondos comunitarios refleje la situación de los ganaderos y agricultores de Cantabria y tenga en cuenta las peculiaridades de la Cornisa Cantábrica.

La apuesta firme por el agricultor profesional, la consideración de las características peculiares de la Comunidad Autónoma en el pago por superficie, el mantenimiento de las ayudas asociadas, y una mayor presencia del sector ganadero, especialmente el vacuno de leche, en los ecoesquemas comunitarios han sido las principales reivindicaciones que, “de manera clara, concisa y contundente” Blanco trasladó a Planas durante el encuentro bilateral que mantuvieron en la sede del Ministerio, en Madrid.

Para Blanco, “estos son los principales asuntos que va a defender siempre Cantabria en la negociación de la nueva PAC porque consideramos que son las líneas rojas que el Ministerio no debería traspasar”.

Otra de las cuestiones prioritarias para el consejero de cara al nuevo reparto de fondos comunitarios es el mantenimiento de las ayudas asociadas en los sectores de vacuno de leche y de carne, así como en ovino y caprino, con una dotación, al menos, similar al anterior periodo de programación 2014-2020.

Con el fin de contar con la financiación necesaria para el mantenimiento de estas ayudas, el consejero ha propuesto que el porcentaje final de las ayudas asociadas a los pagos directos sea de un 15% porque, en su opinión, “necesitamos que el porcentaje de estos fondos se eleve al máximo que permita la normativa comunitaria”.

Una dotación que, según ha dicho, debe ir acompañada de un diseño adecuado de las ayudas que tenga en cuenta los sistemas productivos y el tipo de zonas en que se ubican las explotaciones, priorice a los agricultores y ganaderos profesionales y module las ayudas por estratos de tamaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*