Última hora

#sábadocanalla: Una buena noticia y una llamada a la prudencia

Al sector agroalimentario se le señaló al principio de la segunda ola de esta maldita pandemia que hará que no nos olvidemos nunca del año 2020. Ahora, los datos son bien diferentes. Tras el informe sobre los brotes realizado por la Secretaría de Estado de Sanidad, se ha constatado una buena evolución.

Sin embargo, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y desde el Ministerio de Sanidad se insta a seguir extremando las medidas de precaución, porque la situación todavía es preocupante y exige, especialmente en el trabajo de los temporeros y de algunas industrias alimentarias, una vigilancia estrecha.

De acuerdo con el informe señalado, los brotes de la COVID-19 en el sector suponen el 1,98% de los notificados en todos los ámbitos y el 7,39% de los casos asociados a los brotes. Son, por otra parte, el 15,72% de los notificados en el ámbito laboral y el 47,90% de los casos en este escenario.

Estas cifras suponen una disminución de la incidencia de la enfermedad en el sector, pero siguen mostrando una relación de casos por brote elevada, de ahí la llamada a la cautela.

Debemos felicitarnos, pero ser todavía consecuentes con la realidad que vivimos. Al menos, que no se nos siga señalando con el dedo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*