Última hora

#sábadocanalla: Por la calidad y buena imagen de nuestra carne

La semana arrancaba con una de esas noticias que no nos gustan absolutamente nada. De las que son para olvidar. “Agentes de la Policía Nacional han detenido en Mallorca al dueño de una empresa cárnica y a dos de sus encargados por la distribución de alimentos cuyo estado ponía en peligro la salud pública de los consumidores. Se han intervenido 50 toneladas de productos congelados caducados y manipulados que se distribuían en restaurantes, hoteles y centros escolares de la isla. Los detenidos cambiaban y falsificaban las etiquetas originales, descongelaban los productos en agua caliente o les añadían vísceras y sangre de cerdo para aumentar su peso, llegando a detectar la bacteria de la ‘Salmonella’ en una partida de carne. A los tres arrestados se les imputa, presuntamente, un delito contra la salud pública, falsedad documental, delitos contra los trabajadores y contra la seguridad social”. Así reza el inicio de la noticia que se ha podido leer en muchos medios de comunicación. En este caso, en concreto, en Interempresas.

Si se avanzaba en la lectura de esta noticia, todo era bastante peor. También se hallaron latas de conserva o salmón ahumado, o incluso pulpo cocido, con fechas de caducidad vencidas, en algunos casos de hasta tres años. Para colmo, se vulneraban hasta los derechos laborales de los trabajadores de esta empresa.

Como bien saben los que manejan en la actualidad las redes sociales, hace falta mucho tiempo para consolidar una buena imagen de cualquier producto, pero muy poco para echar por tierra todo el trabajo de años. Por eso es importante una reacción unitaria y contundente para condenar este tipo de prácticas que son una amenaza contra la salud pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*