Última hora

#sábadocanalla: No sólo de ayudas vive el ganadero

Hoy nos hemos levantado con el alma muy canalla. Tanto, que no sabemos si a los ganaderos les va a gustar que le saquemos un tema que siempre está presente en nuestro sector y que debemos afrontar entre todos de otra forma. Avisamos. Se trata de las celebérrimas ayudas de la PAC.

En nuestra exclusiva y reciente sección En Portada, que nos ilustra todos los miércoles en nuestra web de VACUNO DE ÉLITE con reportajes, opiniones y entrevistas sobre los temas más variados, se ha hablado de las ayudas de la Política Agraria Comunitaria a partir del año 2020, que es cuando finaliza la actual reforma, con un primer documento elaborado por la Comisión Europea en el que empieza a trazar las primeras ideas para dentro de unos años.

Sabemos que el tema de la PAC es un bingo seguro. Es de esos aspectos que siempre encuentran dosis altas de interés entre los ganaderos, no sólo de vacuno, sino también de otras especies que cuentan con este apoyo. También sabemos que son unas ayudas justas y necesarias. No se puede pedir a los productores europeos que cumplan con unas severas condiciones de trazabilidad y seguridad alimentaria… y que al mismo tiempo compitan con producciones de otros países que no tienen esas condiciones, y que además pueden disminuir sensiblemente sus costes. Por eso, las ayudas de la PAC siempre deben estar ahí.

Sin embargo, esa realidad no nos oculta la principal función que debe tener la PAC. Debe ser invertir en las explotaciones, dar pasos hacia adelante. Los ganaderos no pueden conformarse con que las cuentas cuadren de aquella manera con los ingresos de la PAC. Y quedarse en el mismo sitio. Esas ayudas deben servir para progresar, para tener explotaciones cada vez más competitivas. La PAC debe ser un impulso, nunca un salvavidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*