Última hora

#sábadocanalla: No es PAC todo lo que reluce

Sobre la Política Agraria Común (PAC) y las ayudas que recibe la ganadería ya nos hemos referido en varias ocasiones en este rincón del sábado que siempre quiere ser un poco canalla, pero con la sana intención de ayudar a construir un sector vacuno mejor. Hemos hablado de que la PAC no puede ser el salvavidas del sector ni el sueldo que recibe el productor, sino un complemento para que lleguen las inversiones a las explotaciones y a las estructuras de comercialización, con el objetivo de ser más competitivos con los cada vez más potentes sectores de otros países.

Esa es nuestra filosofía sobre lo que deben significar las ayudar. Habrá a quien no le guste esa idea, pero creemos que es la mejor forma de mejorar. Por esa razón, nos resulta un poco contraproducente que muchos de los intereses y de las ilusiones de los ganaderos se depositen en cómo será la próxima Reforma (así con mayúsculas) de la PAC, a qué producciones afectará y si habrá o no pagos acoplados. Y en eso contribuyen nuestras administraciones públicas. No hace falta ser demasiado perspicaz para darse cuenta de que la política de comunicación de nuestro Ministerio de Agricultura ha apostado desde el inicio del año 2018 por contarnos los contactos de la ministra Isabel García Tejerina por poner las primeras bases de la nueva PAC y las opiniones de sus subordinados sobre este tema que se juega en las altas esferas de Bruselas.

Hay más temas importantes, además de la PAC. Queda mucho para reforzar la cadena de valor del vacuno, tanto en leche como en carne, dotar de un verdadero poder a las Organizaciones de Productores de Leche, que los costes de producción sean tenidos en cuenta en el precio final que recibe el ganadero… No nos centremos sólo en la PAC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*