Última hora

#sábadocanalla: Los peligros de la moda anti-lactosa

De vez en cuando, las cadenas generalistas de televisión nos regalan minutos de oro para el consumidor. Una visión amplia de las cuestiones que ocurren a nuestro alrededor, de las modas que todo lo ocupan y muchas veces sin lógica alguna, de unos argumentos que sirven para desmontar esos miedos que son los que hacen mover las masas… Hace un par de semanas, pudimos presenciar uno de esos instantes que nos hacen reconciliarnos con la verdad. En un reportaje sobre alergias alimentarias, en una de las principales cadenas de televisión españolas se habló de los problemas de intolerancia de la lactosa, lo que lleva a una parte de la población a reducir el consumo de determinados productos lácteos. Pero cuando se trata de salud, siempre hay un componente de miedo que se traduce en excesiva prudencia… y que lleva a una parte de la población a reducir su ingesta de leche por tener simplemente la intuición de que la lactosa es un problema… o incluso puede hacerlo por moda.

Obviamente, las personas intolerantes a la lactosa tienen productos lácteos en el mercado en el que se ha eliminado este azúcar. El problema es cuando se sigue por una moda… y mayor problema aún es reducir a la nada el consumo de productos lácteos porque llevan lactosa, sin saber si una persona es intolerante o no. La función de la lactosa, como la de cualquier azúcar, es aportar energía al organismo para desarrollar todas sus funciones vitales. Como explicaron en el reportaje televisivo, eliminar la lactosa de nuestra dieta sin razón médica es algo contraproducente para nuestro cuerpo. Hoy en día, existen métodos médicos fáciles para saber si una persona es intolerante o no a la lactosa. Y con ese conocimiento, tomar medidas de forma consecuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*