Última hora

#sábadocanalla: Los consumidores, siempre de nuestra parte

“Son blancas, vienen en botella o envase de cartón, se beben… y ya. Ahí acaban las similitudes entre la leche y las bebidas vegetales conocidas por muchos como leche de soja, de arroz, de avena o de almendra. Las propiedades nutricionales de unas y otra son muy diferentes”. Así empieza la nota de prensa que ha difundido este semana la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y que, por qué no decirlo, nos ha alegrado bastante la semana. No sólo por este primer párrafo, sino por las demoledoras evidencias con las que pone una separación entre la leche y lo que se quiere parecer a la leche, pero nunca llegará a serlo.

Las principales conclusiones del estudio de la OCU fueron las siguientes:

  • La cantidad de materia prima (almendra, soja, arroz…) oscila entre el 2% y el 16%, ya que hasta el 98% es agua.
  • La cantidad de grasa es similar a la de la leche semidesnatada.
  • Su contenido de azúcares, es muy similar al de la leche, pero a diferencia de esta, en muchas de las bebidas vegetales se trata de azúcar añadido.
  • La proteína varía mucho según la materia prima: en el caso de la bebida de soja es similar al de la leche, pero las demás se quedan muy atrás.
  • La leche aporta significativamente más calcio.

Así, el resumen del informe de esta influyente organización no puede ser más concluyente: “En resumen, por sus características y propiedades, estas bebidas no sustituyen a la leche”.

Resulta satisfactorio saber que poco a poco se van dando pasos para eliminar esas temidas confusiones que se dan en el lineal del supermercado. En este aspecto, como en todos, debemos tener a los consumidores de nuestra parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*