Última hora

#sábadocanalla: las vacas, ¿contaminantes de primer nivel?

Hay noticias que te hacen terminar la semana con un verdadero mal cuerpo. Que las lees y no das crédito a los que tus ojos están viendo y tu cerebro está intentando comprender. La noticia la encontramos en el apartado gastronómico del periódico digital República. Lo cierto es que la información prácticamente se comenta ella sola.

A continuación, un resumen de los primeros párrafos de la noticia: “Según un nuevo estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Oxford, un impuesto climático aplicado en la carne y productos lácteos facilitaría que se redujera de forma significativa las emisiones de gases de efecto invernadero, además, se evitaría la muerte de medio millón de personas al año porque seguirían una alimentación más saludable. Se recomienda aplicar un impuesto del 40% en la carne de vacuno y un 20% en los productos lácteos, un sobrecoste que provocaría una notable reducción de la venta de estos alimentos, y por tanto, terminaría reduciéndose forzosamente la producción”.

No sabemos qué es peor. Si la reducción forzada de la producción, el gravamen a la producción de alimentos de primera necesidad como la leche y de gran contenido proteico como la carne o la manera absolutamente irresponsable con la que se mueven estos investigadores.

Con estos ingredientes y a estas alturas de la semana, a los canallas de VACUNO DE ÉLITE sólo se nos ocurre recomendar el magnífico trabajo encargado por Asoprovac sobre la emisión de gases de efecto invernadero de la ganadería, disfrutar de un fin de semana decididamente otoño-invernal y no pensar en Oxford.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*