Última hora

#sábadocanalla: Indicios científicos de leche que protege ante el cáncer

La noticia es magnífica. Para los que nos gusta tomar leche y para los que vivimos a tope el sector vacuno. Es cierto que este tipo de investigaciones hay que tomárselas siempre de una forma moderada, ya que se trata en realidad de pequeños avances científicos que tienen que ir consolidándose en el tiempo. Sin embargo, la verdad es que este tipo de noticias son las que nos encanta oír.

Los resultados del estudio Predimed (PREvención con DIeta MEDiterránea), dirigido por la doctora Nancy Babio y el catedrático Jordi Salas, sugieren una asociación protectora entre el consumo de lácteos, especialmente la leche baja en grasa, y el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, según algunas evidencias publicadas por el diario ABC.

Hay que ser muy cuidadoso con las investigaciones científicas, ya que no se puede tergiversar nada y hay que ser lo más precisos posible, por lo que es importante recoger la información que tenía este periódico para evitar deformar la realidad. “Después de analizar datos de 7.216 participantes de 55 a 80 años, durante un seguimiento de seis años, se observó que aquellos individuos que presentaban un mayor consumo de lácteos totales (564 g/d, aproximadamente 2.5 vasos de leche/día), en comparación con aquellos con un bajo consumo, presentaban un 45% menos riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. Del total de lácteos que consumía este grupo, tres cuartas partes eren descremados. Asimismo, también se observó que un alto consumo de leche desnatada y semidesnatada (407 g/d, 2 vasos/día) se asociaba con un 46% menos riesgo de desarrollar este cáncer, comparado con los que tienen un bajo consumo de este tipo de lácteos. Por otro lado, los investigadores no han observado un incremento o disminución del riesgo de desarrollo de cáncer colorrectal asociado al consumo de otros subtipos de lácteos como el yogur o el queso. Tampoco han detectado que los lácteos con un mayor contenido en grasa como la leche entera o el yogur entero se asociara con un mayor riesgo de cáncer colorrectal”.

El principal mecanismo que podría explicar el potencial efecto protector del consumo de lácteos es el calcio, que podría ejercer efectos antitumorales mediante diferentes mecanismos, aunque también tendrían su papel el ácido butírico y el ácido linoleico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*