Última hora

#sábadocanalla: ¿Estamos bien o estamos mal?

Lo peor que le puede ocurrir a un sector, o simplemente a un colectivo, es recibir mensajes contradictorios por parte de un mismo emisor. Si por un lado te dicen una cosa, y posteriormente la contraria, lo cierto es que se corre el peligro de no saber a qué atenerse. Algo parecido le está ocurriendo a los productores lácteos con los mensajes que le están llegando de la máxima autoridad ganadera del país, es decir, con la información que suministra el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Nos explicamos.

Por un lado, están los informes de seguimiento del ‘Acuerdo para la estabilidad y sostenibilidad de la cadena de valor del sector vacuno de leche’ elaborado por el

MAPA a requerimiento de las industrias, empresas, asociaciones y organizaciones firmantes de dicho Acuerdo el 23 de septiembre de 2015. Dicho acuerdo recoge las tareas a las que se han comprometido los agentes que integran la cadena de valor de la leche de vaca: productores, cooperativas, industria y distribución, para revalorizar la leche y los productos lácteos a lo largo de dicha cadena, de manera que redunde en la mejora de la situación de los ganaderos de leche. El informe constata el balance positivo en la mayor parte de los compromisos fijados en el Acuerdo. De forma específica, el Ministerio asegura que la actual situación del mercado lácteo ha mejorado notablemente con respecto a diciembre de 2015, cuando se firmó el Acuerdo.

Pero por otro lado, recientemente el Ministerio ha decidido reducir para el periodo impositivo 2018, los módulos agrarios para los agricultores y ganaderos que hayan sufrido en dicho ejercicio circunstancias excepcionalmente desfavorables en sus explotaciones. Y en esas circunstancias desfavorables entra el sector vacuno de leche, que ve reducir los módulos de 0,20 a 0,18. Esta reducción se traduce en una disminución de los rendimientos de la actividad agraria, y por tanto, del resultado de la declaración del IRPF.

¿Estamos bien o no estamos tan bien? Que se aclaren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*