Última hora

#sábadocanalla: Grandes barbaridades… en tierra tradicional de leche

Hay cosas que nos dejan helado… por mucho que ya estemos acariciando el verano. Son esos titulares que nuestros fieles seguidores ya saben que nos ponen de los nervios. “Once tipos de leche perfectos si no tomas lácteos”. El titular lo dice todo y al periodista que firma habría que recordar esta especie de reportaje que, si no es lácteo, no es leche. Porque las bebidas vegetales, por mucho que se quieran empeñar, no se pueden llamar leche. Ni la de soja, ni la de coco, ni la de banana, ni de almendras, ni de anacardo, ni de avena, ni de arroz, ni de guisante… No se pueden llamar leche, porque no son leche. La leche simplemente es la que proviene de las ubres de los animales mamíferos. Además, duele especialmente que esa información haya salido en un periódico de una región norteña, de esas que tienen una amplia tradición en el sector del vacuno lechero y en otro tipo de ganaderías. Por pudor, no diremos el nombre del medio.

Menos mal que luego nos encontramos otras noticias en regiones vecinas que sí nos reconcilian con la información que se ofrece a los consumidores. El bioquímico y experto en nutrición Ángel Gil desmontó en las Jornadas de Gastronomía y Salud del Colegio de Médicos de Cantabria los “mitos negativos” sobre los lácteos y los ha aconsejado, además de que ha considerado una “barbaridad” la disminución de su consumo en un 20% en España desde el año 2000. En el acto, Gil ha explicado que “gran parte de las informaciones que difunden los medios de comunicación, como que el consumo de lácteos aumenta las enfermedades crónicas, son completamente falsas”, señaló el experto. Aquí sí diremos el medio. El Diario Montañés. Felicidades por dar información de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*