Última hora

Resultados de la transferencia de embriones en raza Retinta en campo

La Finca Los Mariones, término municipal de Cáceres, perteneciente a la ganadería Cascos Santaolaria, S.L., de la Asociación Nacional de Raza Retinta, llevó a cabo una transferencia de embriones retintos en campo. Desarrollaron el trabajo los técnicos del Censyra de Badajoz, Gema Vara, Isaac Torrado y Paloma Bartolomé. Junto a ellos estuvieron Miguel Matas, propietario de la ganadería y veterinario, e Iluminado Fernández, veterinario de la asociación.

En la finca estaba preparado un lote de hembras receptoras, las cuales habían sido sometidas a un tratamiento previo de sincronización de celo, dicho lote estaba formado por novillas cruzadas, tanto primerizas (vírgenes) como vacas de primer parto, y una vaca de raza Retinta de diez años de edad, que tras ser exploradas ecográficamente fueron valoradas como aptas para este fin.

Los embriones utilizados, procedentes del banco de germoplasma con el que la Asociación Nacional de Raza Retinta cuenta en el Censyra de Badajoz, eran en su totalidad congelados.

El protocolo empleado en la obtención de estos embriones, de 20/21 días de duración, contempla una fase de sincronización y superovulación (hasta el día 11 del protocolo). Las Inseminaciones Artificiales a tiempo fijo se realizan entre los días 13 y 14 y los lavados (flushing) y arrastre de embriones los días 20 o 21. Los embriones se recolectan alrededor de los 7 días de edad, en estadios comprendidos entre Mórula y Blastocisto. El lavado de los cuernos uterinos se realiza con la vaca sedada, empleando una solución buffer y siendo arrastrados los embriones hasta un filtro donde quedan retenidos. Son clasificados según normas establecidas por la Sociedad Internacional de Transferencia de Embriones (IETS). Los clasificados en categoría 1 se congelan y se mantienen en tanques de nitrógeno líquido. Los de calidad 2 se transfieren en fresco, cuando se dispone de hembras receptoras.

Se implantaron un total de ocho embriones los cuales, antes de su transferencia, fueron evaluados ‘in situ’ mediante un laboratorio portátil. El diagnostico de gestación de estas hembras receptoras se llevó a cabo a los 45 días de la transferencia, mediante ecografía realizada por los mismos técnicos del Censyra de Badajoz, obteniendo un 50% de preñeces (cuatro de las ocho receptoras estaban preñadas). Este resultado es similar al reportado por países donde esta técnica está implantada y extendida como cotidiana en las explotaciones comerciales, como son Brasil o Argentina.

La raza Retinta se adapta perfectamente a las tecnologías aplicadas en la obtención, conservación y transferencia embrionaria con resultados similares a los obtenidos en otras razas de aptitud cárnica.

La obtención, conservación y transferencia de embriones de raza Retinta responde a dos necesidades. Por un lado la selección, la obtención de embriones procedentes de  animales de alto valor genético que contribuyan a la conservación y mejora genética de la raza. Y por otro lado la difusión de la raza, ya que es por todos conocida la labor que la Asociación Nacional de Raza Retinta viene desarrollando desde hace años con el objetivo último de conocer las posibilidades de adaptación y expansión en Iberoamérica. Se han realizado ya envíos de semen a Colombia, Nicaragua y Brasil, y no se descarta la exportación de embriones; por ello, todos los embriones conservados en el Censyra de Badajoz desde el año 2010 cumplen los requisitos sanitarios precisos para su exportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*