Última hora

Reducción general de beneficios en las explotaciones lácteas de toda España

La Red Nacional de Granjas Típicas (RENGRATI), puesta en marcha por el Ministerio de Agricultura, ha publicado una edición especial de su boletín para analizar los datos del segundo cuatrimestre del año 2015 (abril, mayo, junio y julio) en tres tipos de granjas de los numerosos modelos que existen en España.

La norma general es la reducción de los beneficios en las explotaciones lácteas de toda España.

 

Castilla y León

Se trata de una granja con una producción anual superior a 750 toneladas de leche y entre 70 y 80 vacas. Tiene producciones medias por encima de los 10.500 kilos de leche por vaca y año, utilizando como base la alimentación de los animales su propia producción de forrajes complementada con un alto suministro de piensos. Mano de obra familiar.

Tendencia de disminución de los beneficios durante el último año. De hecho, en el último cuatrimestre sólo hay beneficios si se tienen en cuenta las ayudas de la PAC. La disminución del beneficio se debe fundamentalmente a un aumento en los costes de producción.

 

Galicia

Tamaño medio de 50 o 60 vacas y una producción anual total superior a 500 toneladas de leche. Rendimientos medios entre 9.500 y 10.000 kilos por vaca. Para la alimentación, producción propia de forrajes y alta suplementación con piensos. Mano de obra familiar.

También hay una tendencia de disminución de los beneficios y una alta dependencia de las ayudas para la rentabilidad. En este caso, la reducción del beneficio se debe a la disminución del precio de la leche.

 

Andalucía

Tipo de producción típica del Valle de los Pedroches. Alimentación con sistema de ‘catering’, una ración completa ofertada diariamente en pesebre por la cooperativa. Entre 80 y 85 vacas con producciones medias entre 9.500 y 10.200 kilos por vaca, con una producción anual entre 750 y 800 toneladas. Mano de obra familiar.

Se repite el modelo de Galicia, con la disminución en el precio de la leche como fundamental para la reducción de beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*