Última hora

Ramón Artime: “Lo fundamental es generar valor en la cadena y que se reparta adecuadamente”

Ramón Artime, presidente de la Organización Interprofesional Láctea (INLAC), analiza en una entrevista publicada en la página web de esta entidad la actualidad del sector, centrándose en aspectos como el acuerdo lácteo, el contexto internacional y las ayudas de mínimis del Ministerio de Agricultura.

Artime comienza analizando el actual acuerdo lácteo, al que considera beneficioso para los ganaderos: “Lo fundamental es generar valor en la cadena y entonces se podrá repartir adecuadamente, para que el ganadero no sea el eslabón más débil. En mi opinión estamos ante un nuevo entorno que favorecerá la resolución de la actual crisis del sector lácteo en España, estamos trabajando para que tenga impacto en el ganadero lo antes posible. Todos queremos un sector lácteo del que podamos vivir, que sea atractivo para nuevas generaciones y para ello trabajamos. Sin duda, los resultados de este acuerdo repercutirán fundamentalmente en mejoras para el ganadero, así se ha pensado. Estamos trabajando para que estas mejoras se produzcan lo antes posible.

Respecto al contexto internacional, describe las situaciones que se están viviendo en la actualidad: “Todas las opiniones de expertos pronosticaban un futuro mejor para el sector lácteo, pero se han unido diferentes hecho que han dado lugar a una caída significativa de la demanda como son el veto Ruso, que si bien a España directamente podría afectarle menos, indirectamente ha tenido impacto; a ello se ha unido una menor demanda de lácteos por parte de países de Asia y Norte de África, porque su recuperación económica ha sido más lenta. Finalmente en España hay una tendencia a la baja en el consumo de lácteos. Por ello estamos trabajando en campaña de promoción de consumo del consumo de productos lácteos producidos en España.

Artime considera que las ayudas del Gobierno no son del todo justas: “Las ayudas por vaca de leche aprobada en el Consejo de Ministros sirven para paliar un poco la crisis de precios que sufre el sector pero no es la solución para el ganadero. Estas subvenciones van encaminadas sobre todo a los productores que están cobrando precios irrisorios por su leche, y en ocasiones olvidan al resto de los productores, que estaban sacando adelante sus explotaciones con el mismo esfuerzo”.

Por último, señala lo que considera que es un precio sostenible de la leche: “Un precio que cree valor, que permita que todos los integrantes de la cadena de valor puedan vivir de producir y transformar leche, que den lugar a un sector lácteo sostenible, moderno, atractivo para nuevas generaciones y a una industria competitiva y diversificada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*