Última hora

Pruebas finales de testaje de los sementales de las razas Tudanca y Monchina

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, Jesús Oria, ha asistido a la selección final de las pruebas de testaje de sementales de las razas autóctonas cántabras, tudanca y monchina, que se han llevado a cabo en la finca ‘La Torquilla’ de Hermosa, en el municipio de Medio Cudeyo.

Los dos mejores novillos pasan a propiedad de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, al precio establecido en los convenios de colaboración firmados con sus respectivas asociaciones de criadores (2.000 euros), como sementales para la mejora de ambas razas en las ganaderías de la región, el resto se devuelve a sus respectivos propietarios.

El estudio con los terneros de raza Tudanca se ha realizado en dos fases. La primera, desde la entrada a la finca en enero, hasta la salida al pasto el 1 de marzo. Durante este período, los animales se mantuvieron estabulados con el fin de homogeneizar el lote suministrándoles paja blanca, ensilado y dos kilos de pienso de arranque (17% proteína) por animal y día.

La segunda fase ha transcurrido desde la salida al pasto el 1 de marzo hasta el 8 de octubre, fecha de la última medición de peso y finalización del estudio. En esta fase, la alimentación se basó exclusivamente en pasto (3 hectáreas). La permanencia en el pasto fue de 222 días.

En cuanto a los pesos, el peso medio de los terneros Tudancos a la llegada a la finca fue de 227 kilos y en el momento de salir al pasto en marzo alcanzaban los 268 kilos de media. El 8 de octubre, a la finalización del estudio, alcanzaron un peso medio de 387.

Por su parte, el estudio con los terneros de raza Monchina se ha llevado a cabo también en dos fases. Una primera desde la entrada a la finca, el 30 de enero, hasta la salida al pasto el 1 de marzo. Durante este período, los animales se mantuvieron estabulados con el fin de homogeneizar el lote, suministrándoles paja blanca, ensilado y dos kilos de pienso de arranque (17% proteína) por animal y día.

La segunda fase tuvo lugar desde la salida al pasto el 1 de marzo hasta el 8 de octubre, fecha de finalización del estudio. En esta fase, la alimentación se basó exclusivamente en pasto (3 hectáreas). La permanencia en el pasto fue de 222 días.

En cuanto a los pesos, el peso medio de los monchinos a la llegada a la finca fue de 186 kilos; en el momento de salir al pasto alcanzaban los 217 kilos de media y el 8 de octubre, a la finalización del estudio, los animales alcanzaron un peso medio de 349 kilos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*