Última hora

Provacuno destaca la importancia de consumir carne de vacuno para frenar el despoblamiento rural

El vacuno de carne es uno de los sectores productivos más importante de España con un valor de producción de más de 3.300 millones de euros al año. Si bien requiere de relevo generacional y de emprendimiento, ha demostrado ser siempre un exponente esencial en el mundo rural, tanto para la vertebración social, como territorial. No en vano, se trata de un sector que da trabajo a más de 100.000 personas en España de forma directa y en consecuencia, cobra una gran importancia a la hora de combatir el despoblamiento rural. Provacuno presenta una radiografía de cómo se encuentra a día de hoy.

Con la llegada del buen clima, la gente se desplaza más a menudo al campo en su tiempo libre y da la impresión de que las zonas rurales se encuentran súper pobladas durante varios meses, pero se trata de un espejismo y la realidad es muy distinta. Si bien el medio rural ocupa el 90% del territorio, solo el 20% de la población española vive en el campo, según datos del Banco Mundial, y la mayor parte de este porcentaje se encarga de conservar el rico patrimonio natural de España, su valiosa biodiversidad y, además, abastecer a la sociedad de alimentos seguros y de calidad para consumir diariamente, entre ellos la carne de vacuno. “Es por ello, que todos los profesionales involucrados en el medio rural, forman una parte muy  importante de  nuestra salud”, asegura Javier López, director de Provacuno.

En este sentido, Provacuno, la Organización Interprofesional de la Carne de Vacuno, quiere hacer una llamada de atención sobre la importancia del mundo rural para la vertebración social y territorial. El despoblamiento y envejecimiento de muchas zonas del territorio español es uno de los principales problemas del mundo rural y también de todo el país.

Especialmente para la carne de vacuno, cuyo valor supone más de 3.300 millones de euros al año y representa, en volumen, el tercer sector productivo cárnico más importante de España, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. La importancia de la economía en el mundo rural pasa por la ganadería, que dentro del sector de alimentación ocupa el primer lugar, con una cifra de negocio de más de 26.000 millones de euros, el 22% de todo el sector alimentario español. Con estas cifras, bien vale la pena preservar y fomentar el emprendimiento sectorial entre los jóvenes.

Actualmente, uno de los principales problemas de la ganadería es el relevo generacional, relacionado con el despoblamiento rural, más pronunciado en Comunidades Autónomas como Castilla-La Mancha, donde se registra la menor densidad de población de toda España (26 habitantes por kilómetro cuadrado), y en la que el 70% de los pueblos aglutinan solo el 8% de la población total de la región.

En el caso de las zonas del Norte, la situación es similar. Almudena Méndez vive en Somiedo (Asturias), tiene 20 años y ayuda desde siempre a sus padres con la ganadería. Es su vida y tiene claro que no quiere cambiar de oficio, aunque asegura que “para poder mantener el negocio del vacuno de carne, se necesitan llevar a cabo cambios en la Política Agrícola Común de la Unión Europea”, explica Almudena, quien añade: “Quieren que la gente joven tome el relevo y que venga gente de fuera, pero se necesita más apoyo y más inversión”.

Javier López por su parte, explica que “este oficio es puramente vocacional porque requiere de una gran dedicación y no entiende de fines de semana o periodos vacacionales, pero es muy valioso para toda la sociedad porque suministra una parte muy importante de nuestra alimentación. Por lo que, conlleva una gran responsabilidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*