Última hora

Preocupación en el vacuno de carne de Aragón por no poder acceder a algunas ayudas

Los ganaderos de vacas nodrizas y terneros de cebo denuncian la situación que se ha creado en Aragón, frente a lo ocurrido en otras comunidades autónomas. Los ganaderos han cumplido con la normativa aragonesa y ahora se encuentran perjudicados porque no se pueden beneficiar de las ayudas gestionadas por el Ministerio de Agricultura, según publica Diario del Campo.

Desde ARAPARDA (Asociación de Criadores de Raza Bovina Parda de Montaña) se explica la situación generada: “Tras la reforma de la Política Agraria Común (PAC) de 2014, los ganaderos de vacuno que sacrifiquen o exporten animales tienen derecho a solicitar la ayuda denominada ayuda asociada para las explotaciones de vacuno de cebo”.

“Aquí en Aragón después de la entrada en vigor del Decreto 200/1997, y posteriormente del Decreto 94/2009, los ganaderos comenzamos a legalizar nuestras explotaciones, solicitando las correspondientes licencias de actividad clasificadas o licencias ambientales como hoy se les conoce. En definitiva, nos limitamos a cumplir lo que se nos dijo que debíamos hacer desde la propia administración de la comunidad autónoma. Así, los ganaderos que tenemos vacas nodrizas y terneros de cebo legalizamos las explotaciones tal y como se nos obligó desde la administración autonómica. Se nos obligó a mantener un solo código de explotación, y a realizar obras y mejoras para la totalidad del censo que pretendíamos legalizar”, continúa.

“Al mismo tiempo, en otras comunidades autónomas, cuando se da esta circunstancia, se concede un código de explotación para las vacas nodrizas y otro para cebo, manteniendo el mismo titular. En muchos casos, ganaderos que mantienen vacas nodrizas y cebo engordan sus propios animales, pero a su vez compran a otros ganaderos animales para su engorde y poder optimizar las instalaciones e incrementar la rentabilidad económica de la actividad. Pues bien, ahora resulta que estos ganaderos de Aragón no van a percibir esta ayuda solicitada para los animales comprados a terceros, porque la norma del MAGRAMA excluye expresamente a este tipo de explotaciones ganaderas, de tipo mixto, esto es, con vacas nodrizas y engorde de animales”, explica.

“En Aragón, donde se nos obligó a cumplir toda una parafernalia legislativa sin sentido, nos ha llevado ahora a que los ganaderos que tienen explotaciones con vacas nodrizas y plazas de cebo (queremos recordar que legalizadas) salgan ahora extraordinariamente perjudicados (por haber cumplido la Ley). En resumen, por cumplir las normas de ordenación zootécnica, en Aragón salimos escaldados. Todo un disparate que nos cuesta mucho dinero a los ganaderos de vacuno de Aragón”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*