Última hora

Origen España: el sello para proteger el sector lácteo de nuestro país

La Organización Interprofesional Láctea (Inlac) ha lanzado una campaña de información para poner en valor el trabajo del sector, dado su papel estratégico y esencial. No en vano, es una garantía de autoabastecimiento de leche de vaca, oveja y cabra, así como quesos y derivados lácteos -al tratarse de productos vitales para la nutrición y la seguridad alimentaria de los consumidores-, de vertebración del medio rural y protección del medio ambiente.

Desde Taboada, el ganadero Xosé Manuel López, recuerda que las producciones de leche en España son equiparables a la de cualquier país de la Unión Europea o de los países del mundo más exigentes. Nuestro país está, además, en vanguardia mundial de calidad, sostenibilidad, trazabilidad, seguridad alimentaria, bienestar animal…

Dónde sí hay diferencias es en los hábitos de consumo de los españoles puesto que aquí consumimos la tercera parte que nuestros vecinos, los franceses, explica López.

“Respecto a Origen España, nos parece que es un decreto que puede ser muy positivo para que los consumidores se conciencien de que son importantes los productos lácteos de nuestro país, que se producen aquí porque contribuimos a fomentar el sector de la leche local y contribuimos también a mejorar la huella de carbono”, subraya el ganadero.

Ha detallado que Origen España en los productos lácteos es un decreto que entró en vigor el pasado año. En dicho decreto se incluyó la leche procedente de todas las especies de animales destinadas al abastecimiento, y es el que obliga a indicar el origen de la leche utilizada como ingrediente que represente un porcentaje superior al 50 por ciento, expresado en peso, respecto al total de ingredientes utilizados.

En la etiqueta debe ir indicado el país de ordeño, el país de transformación y, en aquellos casos en que ambas operaciones se hayan desarrollado en el mismo país, se podrá hacer alusión directamente al origen de la leche, concluye.

Toda una garantía para el consumidor, que cada vez valora más los productos de cercanía, por su calidad y respeto al medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*