Última hora

Los ganaderos gallegos reclaman precios justos para el vacuno de carne

Desde que comenzó la crisis del coronavirus, los granjeros gallegos se han visto obligados a vender la carne de sus animales por menos de lo que les cuesta producir. Cuatro meses después, el estado de alarma ha terminado y la sociedad está volviendo a la normalidad y a la actividad económica normal. Sin embargo, los precios devaluados que las granjas reciben por la carne no se recuperan, sin justificación aparente, según denuncia Unións Agrarias. Se mantienen los niveles de consumo y la industria hotelera vuelve a estar en el negocio. Para empeorar las cosas, el IPC ha aumentado y los precios que los consumidores pagan por este producto han aumentado. Salimos a las calles para denunciar esta situación y hacer que el público sepa que si bien el costo del carrito de compras aumenta, los productores de carne han perdido alrededor del 25% de sus ingresos.

Las granjas ganaderas gallegas producen carne de la más alta calidad siguiendo los más estrictos parámetros de seguridad alimentaria, sostenibilidad y bienestar animal. Sin embargo, paradójicamente, la carne de estas granjas locales no se vende en muchas de las cadenas de supermercados instaladas en Galicia, que eligen importar carne de países como los Países Bajos o Bulgaria. Informamos todo esto hoy en Lugo, donde unos 80 agricultores de la provincia se reunieron convocados por los sindicatos agrarios para crear conciencia e informarles sobre la difícil situación por la que están pasando.

“La Xunta de Galicia debe dar un paso adelante y proporcionar el apoyo necesario para garantizar el futuro de un sector estratégico para la Galicia rural. Y es que hablar ampliamente de la ganadería es hablar de economía, pero también de demografía y lucha contra la despoblación y contra los incendios”, señala la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*