Última hora

Las cooperativas fomentan el relevo generacional

La Organización Europea de Jóvenes Agricultores (CEJA) organizó un taller sobre cómo fomentar la cooperación de los jóvenes agricultores en el sector. Durante el encuentro Cooperativas Agro-alimentarias de España ha presentado el ejemplo de las cooperativas españolas para hacer frente al reto de la falta de relevo generacional. España está entre los países de la UE con la peor tasa de relevo en el campo, tendencia que está íntimamente relacionada con la despoblación de los municipios rurales. El cooperativismo está jugando y jugará un papel crucial en el mantenimiento de la actividad económica de muchos municipios rurales, donde frecuentemente la cooperativa constituye el principal motor económico de las zonas rurales donde se enclavan, ha señalado el director de la oficina en Bruselas de Cooperativas Agro-alimentarias, Juan Corbalán.

En la mesa redonda han participado además de Cooperativas Agro-alimentarias de España, la DGAGRI de la Comisión Europea, la organización de cooperativas de Irlanda, ICOS, la federación de cooperativas de Lituania y la COGECA, se ha debatido sobre cómo fomentar el papel de los jóvenes en estas empresas. Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España se ha subrayado que las cooperativas no se deslocalizan como hacen otras empresas buscando bajos costes y bajos salarios, son empresas ligadas al medio rural, formadas por agricultores y ganaderos que deciden trabajar conjuntamente bajo un control democrático, para ser ser más fuertes en el mercado y avanzar en la cadena agroalimentaria, transformando, comercializando y llegando hasta el consumidor final, algo que los agricultores por sí solos no podrían hacer.

Juan Corbalán ha señalado que “los agricultores tienen dos opciones: ser meros proveedores de materia prima barata para intermediarios que captan el valor añadido de sus producciones, o formar parte de la cadena alimentaria en todos sus eslabones, trabajando juntos, cooperando, cediendo competencias individuales para hacer frente como colectivo a retos comunes como la volatilidad del mercado, avanzar en la cadena alimentaria, aprovechar las oportunidades globales que ofrece los acuerdos comerciales como Japón, Canadá obteniendo todo el valor añadido de sus producciones, lidiar con el cambio climático, etc”.

También subrayó que las cooperativas se diferencian de las empresas mercantiles en que siguen unos principios y valores establecidos por la Asociación Cooperativa Internacional, ACI, como el control democrático, la autonomía e independencia, la educación, la formación e información, el apoyo a las comunidades donde opera, todo ello reflejado en leyes en los países como en España, que hace que estas empresas tengan un valor añadido para la sociedad.

En el debate los miembros del CEJA han destacado que el reto es mejorar la gobernanza de las cooperativas cuando alcanzan un determinado tamaño, y hacer que los jóvenes se sientan implicados en las mismas. En este sentido, los miembros de la mesa trasladaron la necesidad de que los jóvenes agricultores se impliquen en la organización, estrategia y gobernanza de las cooperativas, y que estas empresas son un reflejo de las decisiones que se toman democráticamente por sus miembros. Se enfatizó sobre la serie de medidas que desde Cooperativas Agro-alimentarias de España se están llevando a cabo en España junto con sus federaciones regionales en sensibilización, formación, financiación…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*