Última hora

Las altas temperaturas recortan la demanda de carne de vacuno

Mientras los machos se mantienen con un cierto equilibrio gracias a la exportación que sigue activa con cargas constantes tanto en vivo como en canal, que consiguen eliminar la oferta. En el caso de las hembras, la situación es diferente. Hay oferta y la demanda va disminuyendo ya que su consumo decae en esta época del año, porque las temperaturas no ayudan, según publica Cope.

La demanda interna de carne de vacuno se resiente con la subida de las temperaturas, y como, además, todavía no se ha producido un auge apreciable de su consumo en las zonas turísticas, la oferta ve debilitarse sus posiciones, y los descensos, que esta semana alcanzan a las terneras, y amagan por extenderse y afectar también a los machos.

Aún así, el final del Ramadán, con toda la operativa asociada tanto en vivo como en carne, supone un punto y aparte para el mercado del vacuno español. La tensión acumulada durante las últimas semanas, con presiones continuas de los mataderos sobre el precio de los añojos, abocaba a una bajada de precios coincidiendo con los primeros signos adversos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*