Última hora

La raza Rubia Gallega supera los 2.600 euros de precio medio en las últimas subastas

La puja por adquirir la primera de las novillas preñadas que subastó Acruga en Cervantes marcó la tónica de lo que sería esta primera subasta que organiza la Asociación de Criadores de Rubia Gallega en este concello. Fue rápida y muy disputada, ya que de los 1.800 euros de precio de salida se adjudicó en 2.600 en apenas dos minutos. A la subasta de este ejemplar le siguieron los otros cuatro, vendidos también por cantidades elevadas, lo que al final supuso un precio medio de 2.650 euros, sin duda de los más altos registrados en las pujas organizadas por Acruga, según publica Feagas.

Los primeros tres animales se adjudicaron a un ganadero con explotación en Friol, por 2.600, 2.750 (la mayor cotización de la mañana) y por 2.600 euros. La cuarta novilla de la puja fue a parar a un ganadero de O Corgo, que llegó a pagar 2.700 euros, mientras que el último ejemplar fue adquirido, por 2.600 euros, por un ganadero de Pol.

Por su parte, la Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega culmina de forma exitosa un fin de semana de subastas de novillas preñadas, al conseguir en la puja del domingo, de Seoane do Caurel, un precio medio de 2.630 euros, prácticamente la misma cantidad que la que se obtuvo en la puja de Cervantes. En la que es la segunda edición de esta feria de Seoane do Caurel, las novillas procedentes del Centro de Recría de La granja Gayoso Castro, dependiente de la Diputación de Lugo, las cinco novillas presentadas fueron a parar a dos explotaciones de Ribadeo y Pedrafita do Cebreiro, en una puja en la que se registraron 14 tarjetas.

La primera y la cuarta de las novillas presentadas fueron las que alcanzaron mayor cotización de la mañana, con 2.959 y 2.800 euros, respectivamente. Ambas fueron adquiridas por un ganadero con explotación en Ribadeo, mientras que las otras tres las compró un ganadero de Pedrafita por 2.600, 2.100 y 2.700 euros. Estas cotizaciones, que se lograron desde unos precios de salida de 1.800 euros, permitieron que la subasta registrase un precio medios de 2.630 euros, muy por encima de los 2.150 euros de la pasada edición. De nuevo la excelente calidad de los animales y la ayuda a la compra de Caixa Rural jugó en favor de los buenos resultados de una subasta muy concurrida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*