Última hora

La raza Blanca Cacereña busca amparar su producción bajo una IGP

Ampararse bajo un sello de calidad es el objetivo de la raza de vacuno Blanco Cacereña, aún en peligro de extinción. Es una de las razas autóctonas de España con su característico color de piel blanco. En la actualidad, el censo de esta raza se reduce a 26 ganaderías, en su mayoría de Cáceres, con casi un millar de animales.

Quienes han probado su carne, hablan de su exquisito sabor, gracias a su grasa infiltrada.

La asociación, presente en el I Salón de la Carne de Calidad de Trujillo, persigue dar a conocer esta raza, mejorar su genética y ampararse con una Indicación Geográfica Protegida (IGP), gestión que se encuentra en proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*