Última hora

La mejora genética y la rentabilidad a través de las pruebas de testaje

La Comunidad de Madrid colabora con diversas asociaciones de criadores de ganado bovino para mejorar la genética de las reses y lograr una mayor rentabilidad de las explotaciones. Este trabajo se realiza a través del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra), en cuyas instalaciones de Aranjuez se ha celebrado este fin de semana una subasta de sementales de raza Limusín que han pasado por un ciclo de testaje.
En el caso de razas destinadas a la producción cárnica, como es el caso de la Limusín, dicho testaje consiste en controlar mediante un sistema informático la cantidad de alimento que ingiere cada y el peso que va ganando.

“Se consideran mejores y tienen más valor los que se crían con menos comida, puesto que si el ganadero logra reducir su inversión en alimento, puede optimizar sus recursos”, ha explicado el viceconsejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pablo Altozano, que ha asistido a la subasta en el Centro de Transferencia Tecnológica La Chimenea.

Esos toros se subastan como sementales y su alto potencial genético garantiza mayor productividad de la generación siguiente. “Es un ejemplo –ha dicho Altozano- de cómo la investigación promovida por el Imidra tiene aplicación y efecto real sobre la actividad ganadera”. Desde la puesta en marcha de las pruebas, que se desarrollan en las fincas del Imidra en Aranjuez y en Colmenar Viejo, se han testado alrededor de 2.000 ejemplares, el 89% de ellos de raza Limusín, aunque también se testan animales de Charolés, Avileña-Negra Ibérica y Berrenda en Negro y en Colorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*