Última hora

La innovación al servicio de la calidad nutricional de la carne de vacuno

La apuesta firme de ganaderos e industria cárnica por la I+D+i ha permitido mejorar aún más la calidad nutricional de la carne de vacuno, como la incorporación ácidos grasos omega-3 mediante la alimentación del ganado. La carne es ya por sí misma una fuente natural y fundamental de proteínas de alto valor biológico, de hierro, fósforo, zinc y vitaminas del grupo B, entre otros beneficios nutricionales para el organismo.

Estudios científicos demuestran que una alimentación equilibrada en relación a la ingesta de ácidos grasos poli insaturados ayuda a disminuir la aparición de enfermedades crónicas como diabetes, problemas cardiovasculares o respiratorios.

“Incrementar el contenido de Omega-3 en la dieta del ganado a partir de materias primas que sean ricas en este ácido graso poli insaturado, va a hacer que el ternero lo pueda incorporar después más fácilmente a su musculatura y nosotros lo podamos incorporar a la nuestra a través de la ingesta de esta carne del ternero”, según María del Mar Campo, profesora titular de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*