Última hora

La Granja Lechera Experimental de Gayoso Castro (Lugo) servirá para prácticas académicas

A partir de hoy y a lo largo de este segundo cuatrimestre del curso académico, más de 500 alumnos del Campus Terra realizarán prácticas en la Granja Lechera Experimental que la Diputación de Lugo ha puesto en marcha en su finca Gayoso Castro, en Castro de Rei, convirtiéndose en la primera centro público de Galicia que combina la formación universitaria y la investigación sobre el sector lácteo

En la Lechería Experimental realizarán prácticas en cuatro asignaturas diferentes del Grado en Medicina Veterinaria. Se organizarán en grupos reducidos para que la experiencia sea lo más personalizada posible y las distancias se puedan mantener como medida preventiva para Covid-19. Las asignaturas, en particular, son las de Enfermedades Parasitarias, Cría y Sanidad Animal, Nutrición y Alimentación y Reproducción y Obstetricia. En cada uno de ellos analizan temas de parasitología y simulan escenas de desparasitación, también estudian la alimentación de los animales y, entre otros temas, monitorean los embarazos con sus correspondientes ecografías, análisis y observaciones.

En diciembre, los estudiantes ya tuvieron la oportunidad de comenzar a utilizar las instalaciones, luego de que la institución provincial hubiera inaugurado este centro de referencia para el sector ganadero.

La realización de estas prácticas cumple la función para la que la Diputación de Lugo ha construido esta dotación pública: poner la formación, la investigación y la innovación al servicio del sector primario de la provincia para impulsar el desarrollo del campo. Un lugar que contribuye a hacer más rentables y sostenibles las explotaciones lecheras de la provincia de Lugo, ayudándolas a afrontar importantes retos como aumentar el valor del producto, reducir los costes de producción y promover el bienestar animal. Esta finca analiza todos los parámetros y problemas de las explotaciones ganaderas y luego ofrece las pautas del sector primario para la mejora y las soluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*