Última hora

La cosecha en Europa y la demanda de China: claves del futuro de los cereales

No cabe duda de la relación entre costes de alimentación animal y los costes de la materia prima que se utiliza para su producción (hasta un 70% del total, esencialmente maíz, trigo y cebada). España es la primera potencia europea en fabricación de piensos y la sexta a nivel mundial (importamos casi el 40-50% cereales que consumimos, dependiendo de la cosecha nacional y el 100% de la soja, proteína más demandada en la fabricación de piensos).

 

SUPERTEMA: La escalada de los costes de alimentación (Segunda entrega)

 

Miriam Robla
Asegrain

 

Somos un país importador neto. Al ser deficitarios, el mercado internacional está muy presente en los precios nacionales. Es por ello que, con una campaña agrícola excepcional como la actual, estemos viendo grandes variaciones de precios, influidos por los mercados internacionales, especialmente, cuando hay actores con una posición claramente dominante como es el mercado chino, que este año, ha incrementado la demanda de soja y maíz (debido a la gripe africana), para la reconstrucción de su cabaña ganadera.

En nuestro país, gran parte de la cosecha de cereal, está en manos del agricultor/originador, esto influye directamente en el mercado proponiendo un flujo discontinuo del cereal. En un mercado poco líquido, hay momentos en los que la oferta puede estar desaparecida y si la oferta se retrae, el mercado se tensiona.

broker2

Durante el primer semestre del año agrícola (hasta diciembre 2020), los grandes consumidores tenían cubiertas gran parte de sus posiciones largas a precios más bajos, es a partir de enero, cuando la necesidad de salir al mercado es más inminente, lo que influye en una mayor subida en los precios, además, la incertidumbre que producen los cambios en el mercado exterior, rompe el equilibrio entre oferta-demanda.

Los escasos stocks en los puertos durante casi todo lo que llevamos de campaña, crean una gran dependencia de mercancía nacional, estamos viendo cómo la mercancía viaja por flujos poco habituales, haciendo más difícil el abastecimiento de regiones litorales, complicando y encareciendo los costes de transporte. Esto se suma a la poca presencia de mercancía francesa que tradicionalmente importamos.

Las condiciones climáticas son también claves, en el hemisferio sur, las lluvias han hecho que las cosechas de maíz y soja se retrasen de forma plausible (Brasil y Argentina aprox. un mes).

En estos momentos, la estimación stocks de cereal nacional puede estar en torno a un 25%, y con este panorama, las necesidades de grandes distribuidores, la generalización de la vacuna Covid que nos permita una recuperación del turismo o las exportaciones, nos dirá cómo superamos el próximo enlace de cosecha.

En cuanto a la dependencia internacional, la cosecha en Europa y las necesidades de China serán la clave, de momento, las condiciones actuales, no nos aportan un panorama muy diferente al que estamos viviendo desde el inicio del año.

En estos momentos, la nueva cosecha parece muy bien presentada, con adelanto en cultivos de algunas zonas, aunque, abril y mayo, serán los meses clave para el diagnóstico.

Con la intención de analizar de forma objetiva los últimos meses de la campaña actual, así como las perspectivas de la nueva cosecha 2021-22, el pasado 16 de marzo organizamos un webinar en el que tuvimos el privilegio de contar con la reflexión y el punto de vista de grandes actores de nuestro escenario nacional.

Puedes ver el WEBINAR AQUÍ:

webinar_asegrain_miniatura-450x231

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*