Última hora

La corteza del queso, ¿se come o no se come?

La respuesta puede resultar evidente, pero en muchos otros no está tan claro si la corteza del queso es comestible o no. Para saber si debemos o no comernos la corteza, antes hay que preguntarse de qué están hechas, según señala la web EsQueso puesta en marcha por la interprofesional Inlac. Según el tipo de corteza, encontramos dos clases de quesos, los de corteza natural y los de corteza artificial.

Los quesos de corteza natural son los más numerosos. Cuando la corteza sea natural, esta, por regla general se puede comer, siempre según los gustos y teniendo en cuenta la dureza de las mismas. Dentro de este grupo hay muchos tipos de queso y también de cortezas, tal y como explica el divulgador científico Miguel Ángel Lurueña:

  • Corteza natural fresca con mohos. Pueden crecer de forma espontánea o también se pueden añadir en el proceso de elaboración. Cuando se finaliza este proceso, la superficie se cepilla para eliminar los mohos y queda una capa blanquecina. Estos quesos se suelen comer con corteza ya que esta aporta aromas al mismo.
  • Corteza natural seca enmohecida. Estos quesos se suelen cepillar durante el proceso para eliminar parte de los mohos. La corteza en estos casos suele ser dura y seca, por lo que lo habitual es quitarla.
  • Corteza natural seca  sin mohos. Al tener una corteza dura y seca no se suele comer.
  • Corteza bañada. Son quesos que se bañan con agua, cerveza, vino o salmuera y que desarrollan una corteza con un color especial, a veces muy grasienta y con un olor y un sabor muy intenso. En estos casos, aunque la corteza sea apta, no se suele consumir.

Los quesos de corteza artificial son aquellos cuya corteza no se forma de manera natural sino que se recubre con algún material para preservar su interior, evitar la desecación o la contaminación por agentes externos. Normalmente estas cortezas se hacen con ceras, parafinas, pinturas, materiales plásticos o papel de aluminio. Aunque son materiales para uso alimentario, es decir, no liberan tóxicos sobre el alimento, esta corteza no debe comerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*