Última hora

La certificación sanitaria como pasaporte para los nuevos mercados

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) ha publicado la Orden por la que se aprueba el programa sanitario voluntario de prevención, control y erradicación de la Rinotraqueitis Infecciosa Bovina (IBR) en Castilla y León. Esta es una de las enfermedades con mayores repercusiones productivas directas en las ganaderías de bovino, provocando sintomatología reproductiva y respiratoria que puede llegar a comprometer la productividad de las explotaciones ganaderas.

La implantación de este programa es imprescindible, dado que a nivel europeo está prohibida la comercialización de semen, óvulos y embriones de rebaños seropositivos y el transporte de animales vivos infectados, salvo que se cumplan una serie de medidas sanitarias específicas, a aquellos países o zonas que han sido declarados libres o que tienen un programa de control y erradicación aprobado. Adicionalmente, varios países terceros están exigiendo requisitos adicionales frente a IBR, no solo a la hora de exportar animales vivos, sino que en ocasiones también para la exportación de carne.

Debe tenerse en cuenta que las exportaciones de ganado bovino a terceros países suponen un ingreso económico de gran importancia para el sector y, además, realizan una importante labor reguladora de mercados. Adicionalmente, también es de gran importancia la posibilidad de exportar a mercados europeos. En este contexto, el movimiento de bovinos vivos se sustenta en el estatus sanitario de Castilla y León, que permite beneficiarse de la eliminación de barreras comerciales por cuestiones sanitarias y facilita la apertura de mercados, aumentando el margen de beneficio del sector ganadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*