Última hora

La caracterización de las cepas de enterotoxemia resulta fundamental para la prevención

Las enterotoxemias son enfermedades producidas por las toxinas de un grupo de bacterias del género ‘Clostridium’ que se multiplican en el intestino. En los rumiantes, la especie más importante es ‘Clostridium perfringens’, un bacilo anaerobio, esporulado, que se tiñe de azul mediante determinados colorantes (tinción de Gram.

Una característica importante de estas bacterias es que pueden permanecer como comensales habituales de la mucosa intestinal, sin producir enfermedad. Sin embargo, cuando se producen modificaciones sustanciales de este equilibrio se multiplican e incrementan significativamente sus tasas, y comienzan a elaborar y secretar las toxinas responsables de enfermedad.

El diagnóstico debe incluir el estudio histopatológico y microbiológico de las muestras apropiadas. El mero aislamiento de ‘Clostridium perfringen’s no tiene carácter diagnóstico. Además de la observación de lesiones compatibles, es necesaria la caracterización de la cepa aislada y de sus toxinas.

Con este fin, en el Laboratorio de Sanidad Animal de Neiker se ha puesto a punto una PCR múltiple con la que se analizan las muestras recibidas con sospecha de enterotoxemia. En concordancia con lo comentado anteriormente, el tipo detectado con mayor frecuencia es el A, aunque también se ha detectado el tipo E. El análisis de un número mayor de muestras permitirá determinar los tipos más prevalentes en los casos de enterotoxemia bovina de nuestro entorno. Esta información es fundamental para establecer las medidas preventivas adecuadas que, hoy por hoy, pasan por la correcta inmunización de los animales y un manejo adecuado de los mismos en las etapas críticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*