Última hora

La Berrenda apuesta por la inseminación masiva para lograr la mejora de la raza

Reunión de raza Berrenda

La raza Berrenda, que en Salamaq subastó por primera vez un semental, apuesta por la inseminación para mejorar las ganaderías que hay de esta raza en peligro de extinción. Para concienciar a los ganaderos del uso de esta técnica, ha organizado la conferencia ‘Acercamiento a la Inseminación Artificial a tiempo fijo en las Razas Berrendas’, impartida por Isidoro Paniagua Vega, que ejerce en Servet Veterinaria y está especializado en inseminación artificial. Durante su intervención ha pedido a los ganaderos que pierdan el miedo a esta técnica.

Isidoro Paniagua ha asegurado que “es recomendable inseminar una base de la ganadería, porque es un punto de arranque para la mejora genética. Cualquier toro que esté en un programa de selección, ya es un buen toro para empezar. Además, hay que recordar que del toro, en monta natural, tampoco quedan todas las vacas preñadas a la primera pero el ganadero no lo sabe porque no tiene tiempo para estar todo el día mirando las vacas”.

“Cuando se compra un toro, lo recomendable es realizarle pruebas de fertilidad, saber si transmite genética, etc… pero son pocos los ganaderos que lo hacen. Con uno toro de inseminación siempre tienes garantizados esos datos porque todas las pruebas ya se le han realizado”, ha explicado.

Por otra parte, ha afirmado que una novilla que esté a dos tercios del estándar de la raza ya es viable para entrar en fase de reproducción. A su juicio, el desarrollo esquelético es más importante que la edad que tiene para entrar en fase de reproducción.

Entre las recomendaciones que ha dado a los ganaderos destaca una. “El manejo, que es lo que más cuesta al ganadero, es fundamental porque cuando menos extrañen los corrales, las mangas, etc… el animal, mejores resultados se obtendrán. Y todo debe hacerse con la mayor tranquilidad posible. El manejo es un factor más importante que la raza”, ha sentenciado.

Además de la mejora genética y el menor riesgo sanitario, Isidoro Paniagua ha afirmado que la inseminación permite elegir semental casi para cada vaca, hay una variedad de toros que no existe en monta natural, un mayor control de enfermedades y cuando se lleva un tiempo inseminado de manera habitual, la ganadería estará estructura por los lotes porque los nacimiento serán en poco tiempo. “En extensivo hay que empezar a apostar por crear lotes de producción, para programar trabajo, alimentación, lotes más homogéneos… Es algo que en otros países ya están haciendo, y nosotros tendremos que empezar a trabajar en ello”, ha afirmado.

Por su parte, el director técnico de la raza berrenda, Pablo Varela ha recordado que los programas de mejora están regulados por el ministerio de Agricultura para todas las razas. En el caso de la berrenda, en la actualidad están realizando dos programas, el de conservación, al ser una raza en peligro de extinción, que busca criar animales en pureza racial y en el que participan todas las ganaderías de la Asociación. El otro es un programa de selección para intentar mejorar la raza usando técnicas como el análisis del ADN para confirmar el padre. Además, hay un grupo de ganaderías de élite, donde se están realizando todo tipo de pruebas para nutrir al resto.

Varela también ha resaltado que es una raza muy versátil. “Hay quien la usa para carne, otros para manejo y quien la destina para uso industrial. Lo que buscamos en dar una herramienta al ganadero, en una serie de criterios, como es el carácter maternal porque todos queremos que sea una vaca rústica, que crie un buen becerro y sea regular en el parto. También valoramos el comportamiento, que es algo importante para el manejo y en tercer lugar está la calidad de carne, que la tenemos porque se podría comparar con el ibérico. Sin embargo, no hemos sabido venderla y por eso hemos estamos haciendo estudios con la Universidad”, ha asegurado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*