Última hora

Japón se interesa en las características del sector productor lácteo español

Nueva ventana para superar la crisis. La Organización de Productores de Leche (OPL) participó en una reunión organizada por la embajada de Japón, en la que estuvieron presentes el portavoz de Castilla y León, José María Álvarez, y los directivos Marta Fernández y José Alberto Martín y el primer secretario de agricultura y ganadería en el área de producción láctea del gobierno japonés, Hitoshi Kagawa, y su asesor Shingo Nehyo.

José Alberto Martín resalta que, ante el interés por ver la forma de trabajo de las granjas en España, han invitado a la delegación nipona a visitar algunas explotaciones para poder comprobar in situ la forma de trabajo. “Somos optimistas con que esta reunión pueda ayudar a la exportación de productos lácteos a Japón. Estamos muy satisfechos con el trato recibido por parte de la embajada japonesa. Ha sido una cita cordial y de intercambio de posturas de ambos países en el trato a los ganaderos, en la que hemos conocido la importancia que da el gobierno japonés al sector primario en su país, cosa que por parte de gobierno español no se muestra nada más que en épocas electorales”, concluye.

Desde la OPL inciden en que los anfitriones se mostraron “asombrados” por la manera en la que España establece los precios a los ganaderos. “Aquí los precios los marca la distribución y la industria, dejando a los ganaderos sin poder de decisión y sin defensa. Por el contrario, en Japón, tras perder la Segunda Guerra Mundial, el gobierno creó una gran cooperativa que abarca todo el sector agroalimentario, gestiona la producción y protege a los ganaderos en las negociaciones de precios frente a la industria, ya que ésta última siempre tiene más poder”, explica Martín. También añade que dicha cooperativa, al ser la mayoría de las granjas japonesas familiares, pone a disposición de las explotaciones trabajadores para poder librar o relevar personal en caso de descanso o por enfermedad.

El directivo de Castilla y León afirma, además, que los japoneses ven a las OPs españolas como poco útiles, pues al haber más de una entorpecen la capacidad de poder negociar precios, al competir entre sí.

En la reunión, la delegación japonesa estuvo especialmente interesada en la forma de funcionamiento de la cadena de valor en España y por los controles exigidos. “Nos han preguntado por la calidad y sabor de las distintas leches producidas en España, por las zonas norte, centro, o sur. Cuestionaban si podría influir en la alimentación los sabores y calidades al ser distintas zonas climáticas”, detallan. En Japón no está permitida la venta directa de leche, solo la venta de leche pasteurizada ni tampoco la trasformación en leche UHT, al considerar que se pierden propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*