Última hora

Importancia de los reservorios domésticos y silvestres en la tuberculosis bovina

Durante los últimos cien años, la mayoría de países desarrollados han llevado a cabo numerosas y costosas acciones para el control de la tuberculosis en las personas y en el ganado con resultados muy variables según el caso. En concreto, en España la campaña de erradicación de la tuberculosis bovina comenzó ya hace bastantes años (desde 1987 ya de forma completa tras la incorporación de España a la CEE) y después de unos años de éxito y de una bajada pronunciada de la prevalencia, ésta se ha mantenido estancada desde el inicio del siglo XXI.

Este estancamiento, entre otras causas, se debe al papel de los reservorios silvestres y domésticos de la enfermedad. Este año 2017 el grupo de investigación en herramientas de control de la tuberculosis animal del IRTA-CReSA ha publicado dos trabajos que estudian la transmisión de la enfermedad entre bovinos y jabalíes, así como entre cabras y ovejas.

El primer trabajo se realizó en una población de jabalíes en un área de los Puertos de Tortosa-Beceite, donde se han detectado también varios casos de tuberculosis en bovinos. El estudio demostró una elevada relación entre los jabalíes positivos a la prueba serológica y la presencia de lesiones tuberculosas. Así, se pudo hacer un seguimiento serológico en el tiempo de la enfermedad en la población de jabalíes y como evolucionó después de las intervenciones que se realizaron en el ganado vacuno.

En el segundo trabajo se evidenció, por primera vez, la transmisión de la tuberculosis entre cabras y ovejas de un rebaño mixto. El estudio ha servido para reforzar la idea de que, contrariamente a la opinión bastante generalizada en el sector, las ovejas son susceptibles a la enfermedad si están en contacto con otros animales infectados y pueden jugar un papel en la epidemiología de la tuberculosis animal.

Estos estudios ponen de relieve que cada vez más hay que entender la tuberculosis como una enfermedad multi-huésped, una enfermedad compartida, que deberá ser controlada en todas las especies susceptibles si se pretende aspirar a un escenario factible de erradicación. Las diferentes autoridades competentes y el sector deberán poner las herramientas necesarias y la voluntad para hacerlo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*