Última hora

El Copa y el Cogeca exponen los beneficios del sector vacuno en la UE

El Copa y la Cogeca celebran un importante acto en el Parlamento Europeo para poner de manifiesto los beneficios que el sector vacuno de la UE aporta a las economías rurales y advierten ante las consecuencias catastróficas de un posible acuerdo de liberalización del comercio entre la UE y el bloque comercial latinoamericano Mercosur.

Durante el seminario al que han asistido actores clave de toda la UE, el presidente del Grupo de Trabajo de Vacuno del Copa y de la Cogeca, Jean-Pierre Fleury, ha declarado: “La producción de vacuno en la UE reposa sobre 2,5 millones de explotaciones familiares de toda la Unión. Se trata de una pieza central del sector agrícola europeo, cuyo valor asciende a 30.500 millones de euros en el total de la producción agrícola de la UE. En el sector vacuno, los productores europeos ejercen de garantes de un modelo de explotación familiar que debe preservarse”.

“El sector ofrece múltiples ventajas ya que proporciona al consumidor una dieta equilibrada y unos nutrientes esenciales, como pueden ser la vitamina B12 y el hierro. Además, garantiza el crecimiento y el empleo en las zonas rurales de la UE, en las que a menudo no hay una fuente de empleo alternativa, y contribuye al crecimiento ecológico. Gracias a esta actividad económica, disponemos de 60 millones de hectáreas de pasto que actúan como sumidero de carbono. Además, se está invirtiendo considerablemente en el sector con el fin de responder a las necesidades y expectativas de la sociedad y garantizar el desarrollo sostenible de la misma. Sin embargo, los productores precisan de una mejor retribución del mercado, que les permita mantener su actividad y aportar beneficios a toda la sociedad. De lo contrario, la Política Agrícola Común (PAC) deberá seguir desempeñando su papel de apoyo”, afirmó.
”Por otra parte, el sector debe competir cada vez más con las importaciones, sobretodo en cuanto a los cortes de alto valor. Un nuevo estudio europeo de impacto sobre el comercio confirma las repercusiones catastróficas que los futuros acuerdos comerciales podrían tener para el vacuno de la UE, en especial el que está en curso de negociación entre la Unión y el bloque comercial latinoamericano Mercosur. A menos, eso sí, que se impongan contingentes arancelarios a las importaciones. Pensamos que un acuerdo potencial con Mercosur podría afectar seriamente al sector vacuno de la UE. Asimismo, estos países no están sujetos a las mismas normas de calidad que se aplican en la UE y sigue preocupando la seguridad de la producción cárnica en estos Estados. Por ejemplo, no disponen de las mismas normas en materia de trazabilidad y están autorizados a emplear promotores del crecimiento en sus producciones; algo que está prohibido en la UE. En Europa, además, respetamos las normas más exigentes del mundo en materia de bienestar animal. Conforme a la metodología empleada para el estudio, creemos también que la Comisión no está teniendo suficientemente en cuenta el difícil momento del sector vacuno. Sería necesario realizar un análisis más en profundidad, haciendo la distinción entre cortes en canal y diferentes calidades, para poder adoptar la estrategia apropiada de la UE para el sector cárnico y mantener su potencial de producción”, ha añadido.

“Igualmente, somos favorables a las recomendaciones redactadas por la task force sobre los mercados agrícolas, en las que se pone de manifiesto la débil posición de los agricultores en la cadena alimentaria y se pide la elaboración de una legislación europea para acabar con las prácticas comerciales desleales en la cadena alimentaria y devolver a los productores una retribución justa. El vacuno de la UE, al igual que sucede con las frutas y hortalizas, es uno de los sectores en los que los márgenes de la distribución son muy superiores, por lo que se requiere urgentemente de legislación”, ha dicho a modo de conclusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*