Última hora

El año de la recuperación engañosa en el sector lácteo

Si 2016 había sido el año en el que las cotizaciones en el sector lácteo habían tocado realmente fondo, el ejercicio 2017 podría definirse como el de una cierta recuperación. Según muestran los datos oficiales del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), se han ido produciendo una serie de incrementos paulatinos en los precios medios pagados a los productores, sobre todo a partir de los meses de verano.

Sin embargo, cualquier ganadero de vacuno de leche sería contundente a la hora de definir su situación actual en el mercado. Puede que los precios hayan subido, pero no es suficiente. ¿Por qué? La primera razón, más que evidente, es que el precio de la leche en España se ha incrementado, pero a un ritmo muy inferior al de otros países de la Unión Europea, que sí han visto revalorizada su producción. Según diferentes voces del sector, se debe a la diversificación en la transformación de las industrias europeas, mientras que la española continúa en la monolítica leche líquida.

Otra razón para la desesperanza en 2017 ha sido la subida de los costes de alimentación, sobre todo en el caso del forraje, debido a la terrible sequía que se ha convertido en la tónica habitual en buena parte del territorio nacional.

 

Producciones

En 2017 la tendencia a la baja en las entregas iniciada en octubre de 2016 se mantuvo hasta el mes de febrero. En los siguientes meses del año se han alternado periodos en los que se ha superado los niveles de entregas del año anterior con otros en los que las entregas han sido inferiores, según detalla un reciente informe del Ministerio de Agricultura.

Las entregas en España en el periodo acumulado de enero a octubre de 2017 son 5.866.507 toneladas de leche, lo que supone un incremento del 1,5% con respecto al periodo inmediatamente anterior. En cuanto a la fabricación de productos lácteos en España, existe una escasa diversificación y está orientada, principalmente, a la producción de leche líquida, con escaso desarrollo de la producción y comercialización de los productos de mayor valor añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*