Última hora

Denuncian las medidas de la PAC contra la ganadería extensiva y la trashumancia

La Política Agraria Común (PAC) mantiene medidas “perversas” contra la ganadería extensiva y la trashumancia como la aplicación generalizada del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP), que no está teniendo en cuenta las peculiaridades de un sector que mantiene vivas las vías pecuarias y caminos rurales, actualmente en peligro de desaparición.

Así lo ha puesto de manifiesto la experta en política agraria y desarrollo rural de WWF España, Celsa Peiteado, durante su intervención en las III Jornadas de Vías Pecuarias organizadas este fin de semana en Cifuentes (Guadalajara). Explica que a pesar de que la PAC se reformó en 2014 para ser más socialmente justa y respetuosa con el medio ambiente, actualmente está siendo “gravemente perjudicial” para los ganaderos extensivos, según publica El Diario.

Esto es así, en primer lugar, porque para evitar que una misma superficie cobre dobles ayudas, que “tiene su lógica”, se impide a los pastores que llevan el ganado a zonas de rastrojo para aprovechar los restos de cereal, girasol u olivares, que declaren esa zona con derecho a ayudas, puesto que el agricultor propietario ya lo ha hecho anteriormente. “No tiene sentido, porque estamos hablando de aprovechamientos distintos, y no se ha tenido en cuenta a los ganaderos extensivos que no tienen tierras propias”, precisa Peiteado.

Pero la cuestión más grave, junto con el exceso de actividad burocrática, es la aplicación del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP). La Comisión Europea obliga a excluir de las ayudas para ganadería extensiva a la zona ocupada por árboles, arbustos, pendientes o rocas, porque interpreta que esa superficie no es aprovechada por el ganado. Desde WWF afirman que es “un error” porque los pastos no son solo herbáceos y “se les olvida que el ganado también aprovecha los arbustos o el fruto de los árboles”.

Además el CAP se aplica de manera informática y casi automática, sin tener en cuenta las singularidades del pastoreo. Durante las Jornadas se han puesto de manifiesto algunos casos particulares afectados por esta cuestión. El más grave ha sido el de un ganadero con 500 hectáreas de pastos que al aplicarle este coeficiente, solo tendrá derecho a ayudas por 4,75 hectáreas en 2020. Directamente ha vendido todo su ganado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*