Última hora

COAG inicia la ronda de contactos con partidos políticos contra la macrogranja de Soria

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) inicia con Unidos Podemos la ronda de contactos con los principales grupos políticos con representación en el Congreso para reclamar su rechazo al proyecto de macrogranja industrial láctea de Noviercas (Soria). En las próximas semanas, se espera fijar agenda con el Partido Popular (PP), el PSOE y Ciudadanos. Durante el encuentro, los máximos responsables del sector lácteo de COAG estatal y Castilla y León darán a conocer los resultados del informe de impacto de las 20.000 vacas de Noviercas y plantearán una normativa reguladora que ponga límite a la dimensión de las explotaciones para garantizar la sostenibilidad económica, social y medioambiental del conjunto del sector ganadero.

Esta actuación se enmarca dentro de la campaña de sensibilización social e institucional iniciada el pasado el pasado mes de febrero para evitar la puesta en marcha del mayor “monstruo lácteo” de Europa en Soria, como lo define COAG. Son ya casi 10.000 las personas que han firmado en contra de esta iniciativa en la recogida de firmas abierta a través de la plataforma Change.

El informe de impacto elaborado por los Servicios Técnicos de COAG en colaboración con la organización ecologista Amigos de la Tierra y Food and Water Europe pone de relieve los perniciosos efectos de esta iniciativa para el sector lácteo español, el medio rural castellano-leonés, el medio ambiente de la zona y la sanidad animal de la región. En el caso de que finalmente la explotación de Noviercas iniciara su actividad con el censo de 20.000 vacas, podría llegar a producir un total de 180 millones de litros de leche al año que vendrían a sustituir a 432 explotaciones de su entorno (un tercio del total de explotaciones de Castilla y León) o, lo que es lo mismo, a destruir 726 puestos de trabajo directos en el medio rural.

Asimismo, una explotación como la planteada consumiría entre 4 y 6,35 millones de litros de agua al día, incluyendo usos directos (para beber) e indirectos (limpieza de la explotación, sistemas de ordeño, etc.), cantidad que puede llegar a superar al consumo de toda la población de la ciudad de Soria, unos 6,15 millones al día. Además, la producción de residuos orgánicos – purines y estiércol – de una cantidad tan elevada de animales puede generar serios problemas ambientales y de salud pública. Esta explotación produciría unas 368.000 toneladas de excrementos al año, el equivalente a una población de unos 4,4 millones de personas. Las 20.000 vacas producirían casi el doble de residuos orgánicos que toda la población de Castilla y León y casi 50 veces los generados por todos los habitantes de la provincia de Soria. Además, en lo relativo a la sanidad animal, con un sólo animal positivo por brucelosis, hecho factible en una explotación de 20.000 vacas procedentes de distintos orígenes, se tendría que proceder al sacrificio de todas las cabezas de ganado. Las indemnizaciones por sacrificio superarían los 16 millones de euros, cuatro veces más que el presupuesto anual para las campañas de saneamiento ganadero de toda Castilla y León.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*