Última hora

COAG Canarias demanda soluciones urgentes para los ganaderos lácteos

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos en Canarias (COAG-Canarias) se ha sumado a la llamada de socorro que este lunes protagonizaron varios ganaderos de Tenerife cuando derramaron parte de su producción de leche en protesta por los bajos precios de la leche fresca de vaca. En un comunicado, COAG ha manifestado que la situación que atraviesan los productores de leche de vacuno, con el hundimiento de los precios y la fuerte inestabilidad del mercado, requieren de “la adopción de medidas urgentes y de calado”, según publica Tenerife Ahora.

Según la organización, a la progresiva reducción de la cabaña bovina de aptitud láctea en las islas en los últimos años (en en el caso de Tenerife, del 21% en la última década), motivada principalmente, según COAG, por un marco normativo que “ha priorizado la importación subvencionada a través del Régimen Específico de Abastecimiento (REA) frente a la producción local”, hay que añadir en la actualidad “un mercado ruinoso, con precios al ganadero, en muchos casos, muy por debajo de los costes de producción y con parte de la industria que ha restringido la compra de producción local”. En opinión de este colectivo, la caída en el precio de la leche a nivel europeo, está “motivada por la liberalización de la producción y la eliminación de las cuotas lácteas desde abril del pasado año (que en España, por ejemplo, supuso la reducción de los precios de compra al productor en un 20% en 2015)”. Estas circunstancias “están afectando a muchos ganaderos canarios, que ven cómo los precios a los que se les paga su leche se hunden semana a semana”, aseguran desde COAG.

Según el comunicado de COAG, “el abaratamiento en el precio de la leche importada y subvencionada (caso de la leche en polvo) utilizada por las industrias lácteas radicadas en Canarias en la fabricación de derivados lácteos originada por la actual situación, está siendo utilizada por estas para limitar la compra de producción local y reducir los precios de compra”. A esto hay que sumarle, asegura la Coordinadora, un supuesto fraude que podrían estar cometiendo algunas industrias lácteas al sustituir leche fresca por leche en polvo en la fabricación de preparados lácteos, “amparándose además en un etiquetado engañoso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*