Última hora

Avances en la creación de una nueva IGP para la carne de vaca y de buey de Galicia

La Xunta apoya la creación de una Indicación Geográfica Protegida (IGP) para la carne de vaca y buey de Galicia, una iniciativa promovida por el sector de vacuno de carne gallego y por el Consejo Regulador de la IGP Ternera Gallega que viene de recibir el respaldo de la directora general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Belén do Campo.

El objetivo de esta IGP es preservar la carne de calidad procedente de las vacas y bueyes de la comunidad. Este producto se obtiene de las principales razas existentes en el territorio. Para cumplir las condiciones de la Indicación Geográfica Protegida, la carne deberá presentarse madurada y refrigerada, sin que pueda ser congelada en ningún momento a lo largo del proceso de obtención y comercialización. La carne amparada procederá de vacas que habían tenido por lo menos una gestación antes del sacrificio y de bueyes castrados antes del año de vida que superen cuando menos los 48 meses de edad al sacrificio. También se valorará que el grado de engrasamiento, la conformación y las características organolépticas sean los idóneos y típicos de este tipo de carnes.

Según el acuerdo, la nueva Indicación Geográfica Protegida abarca la totalidad del territorio gallego. Los animales deben nacer, criarse, engordarse, sacrificarse y desguazarse en Galicia, con el objetivo de preservar el origen, la especificidad y controlar las condiciones de obtención del producto. Cada fase del proceso y tipología de carne constará de un etiquetado concreto.

Asimismo, está previsto el establecimiento de un Consejo Regulador de las IGPs de Carne de Vacuno de Galicia, que se ocupará de la gestión y control de las carnes amparadas por la IGP Ternera Gallega y por la IGP Vaca y Buey de Galicia, bajo criterios de coordinación, ahorro de costes y operatividad sectorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*