Última hora

El progreso genómico puede incrementar la competitividad de la industria láctea mundial

La selección genómica, que ha revolucionado los programas de mejora genética especialmente dentro de la raza Frisona (Holstein en su denominación internacional), continúa su evolución en busca de nueva fuentes de variación que permitan mantener el progreso genético de la raza, así como incrementar aún más la fiabilidad de las pruebas publicadas.

Con este objetivo, la Confederación de Asociaciones de Frisona Española (Conafe) está colaborando en diferentes proyectos de investigación, uno de los cuales se centra en la secuenciación completa del genoma a través del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) en el consorcio internacional ‘1000 bull genomes project’, lanzado por el centro de investigación australiano Dairy Futures CRC para aumentar la competitividad internacional de la industria láctea, y donde ya hay más de 1.500 toros secuenciados de los cuales 450 son Holstein (27 de ellos españoles).

Entre los ejemplares secuenciados en el proyecto están algunos de los toros más emblemáticos de los últimos años como Torrel, Duplex o Alino, que ya fueron secuenciados por completo en el año 2014. A partir de esta colaboración se han detectado ya más de 31,8 millones de variantes.

El principal objetivo de este trabajo es incorporar la información de las secuencias en las evaluaciones genéticas rutinarias detectando regiones asociadas a los caracteres de interés económico y evaluando la proporción de la variabilidad genética explicada por estas regiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*