Última hora

Asaja Huesca denuncia que los problemas de los pastos en la PAC se han agravado

La ganadería extensiva arrastra desde la aplicación de la última reforma de la Política Agrícola Común graves problemas a la hora de justificar estas ayudas, debido a que no se reconoce la validez de los pastos en los que tradicionalmente se alimenta su ganado, y en los que realizan una labor medioambientalmente imprescindible.

Estos pastos, como es habitual en una buena parte de la Península Ibérica, están cubiertos de arbolado y matorral, que a los ojos de la administración, los invalidan para uso ganadero.

Este criterio de la administración genera que el ganadero no pueda percibir ayudas en esos pastos tradicionales, y se vea obligado a buscar otros en los que el pastoreo lo realiza un tercero. Esto es, deben pagar por pastar en unos pastos en los que alimentar su ganado y pagar por otros pastos para poder cobrar las ayudas de la Política Agrícola Común.

Asaja Huesca demanda la aplicación del Reglamento Ómnibus, que solucionaría parcialmente estos problemas, dado que de continuar esta situación los jóvenes ganaderos van a tener muchas dificultades para encontrar pastos para su declaración y los ganaderos ya instalados pueden ver cómo dejan de justificar todos sus derechos de pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*