Última hora

Acruga y la Diputación de Lugo firman un convenio para la recría en Gayoso Castro

La Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega (Acruga) celebró recientemente su Asamblea Anual para hacer un balance de la situación del colectivo, sus criadores y el sector en general y lo hizo de la mejor manera posible: con la firma ante cientos de ganaderos de dos convenios con la Diputación de Lugo, por cuatro años cada uno. Estos acuerdos supondrán, por un lado, renovar el acuerdo para la recría de novillas en la granja Gayoso Castro y, por otro, para ayudar a los criadores de Rubia Gallega de la provincia que inscriban por primera vez hembras en el Registro Definitivo del Libro Genealógico, garantizando la pureza de raza.

El presidente en funciones de la Diputación, Darío Campos, y el presidente de Acruga, César Dorado, firmaron los dos acuerdos que conllevan el mantenimiento de la ayuda institucional para los ganaderos de Rubia Gallega. La principal novedad es el aumento de esta colaboración, con un segundo y nuevo acuerdo, que incluye 200.000 euros al año, lo que significa 800.000 en los cuatro años. Estas ayudas están dirigidas a los criadores de la provincia de Lugo que inscriban por primera vez hembras en el Registro Definitivo del Libro Genealógico, es decir, ejemplares de los que se conocen sus padres y que tienen total garantía de pureza de la raza. Los principales objetivos de este nuevo acuerdo son promover el aumento de los censos de animales en el Registro Definitivo, promover la cría de reproductores en pureza de la raza, mejorar la recría de granjas de origen y promover la recolección de muestras biológicas para análisis de filiación y genómica de la raza.

Con respecto a la renovación del acuerdo existente, 688.000 euros se destinarán a la recría de novillas en la Granja Gayoso Castro (172.000 euros por año), para mantener esta colaboración que nació en 2007 y que está dando buenos resultados, como se muestra en las Subastas organizadas por Acruga.

Los objetivos específicos de este acuerdo son: evitar el sacrificio de hembras de alto valor genético y por lo tanto muy favorables para la reproducción; facilitar el acceso a la compra por parte de los ganaderos de novillas preñadas de raza Rubia Gallega; aumentar la variabilidad genética en las explotaciones ganaderas; potenciar la celebración de subastas públicas y promocionar la raza en ferias y certámenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*